La Sociedad Canina de Canarias no se hace responsable de las consecuencias que puedan derivarse del uso de los Estándares, por lo que se aconseja la verificación de esta información antes de su uso.

Breve resumen histórico
Perro molosoide originario de las Islas de Tenerife y Gran Canaria, en el Archipiélago Canario. Surgido como resultado de cruces entre el “majorero”, perro de ganado prehispánico oriundo de las islas y perros molosoides llegados al archipiélago.
Estos cruces originaron una agrupación étnica de perros tipo dogo, de tamaño medio, de color atigrado o leonado y manchados en blanco, de morfología robusta, propia de un moloso pero con agilidad y empuje, de gran temperamento, rústico, de carácter activo y fiel.
Durante los siglos XVI y XVII, su población aumentó considerablemente, existiendo numerosas alusiones al mismo en los textos históricos posteriores a la conquista y sobre todo a los “Cedularios del Cabildo”, en los que se explican las funciones que realizan, esencialmente como guardián y cuidado del ganado vacuno, así como al servicio que prestaban a los carniceros para sojuzgar el ganado.

Apariencia General
Perro molosoide de talla media, eumétrico, de perfil recto, con máscara negra. Rústico y bien proporcionado. Es un mesomorfo cuyo tronco es más largo que su altura a la cruz, acentuándose el carácter longilíneo ligeramente más en las hembras.

Temperamento / Comportamiento
Su aspecto es sereno. Mirada atenta. Está especialmente dotado para las funciones de guarda y tradicionalmente para el manejo y conducción del ganado vacuno. Su temperamento es equilibrado y de gran seguridad en sí mismo. Ladrido grave y profundo. Es manso y noble en familia, con gran apego al dueño y desconfiado con los extraños. Expresión de gran seguridad, noble y un poco distante. Cuando está alerta su actitud es muy firme y la mirada vigilante.

Cabeza
Es masiva, de tipo braquicefálico, de aspecto macizo, cubierta de piel floja y despegada. Su forma tiende a un cubo algo alargado. La proporción cráneo-hocico es de 60-40%. La anchura del cráneo es de 3/5 de la longitud total de la cabeza.
REGIÓN CRANEAL :
Cráneo : Ligeramente convexo en sentido anteroposterior y transversal, si bien el hueso frontal tiende a plano. Su anchura es muy similar a la longitud. Arcada cigomática muy marcada, con gran desarrollo de los músculos temporales y maseteros, pero sin resaltes. La cresta occipital es inapreciable.
Depresión naso-frontal (stop) : Definida, pero no brusca. El surco mediano entre senos frontales es marcado y ocupa dos tercios del cráneo aproximadamente. Las líneas cráneo-faciales son paralelas o ligeramente convergentes.
REGIÓN FACIAL :
Trufa : Ancha, fuertemente pigmentada en negro. Se halla inserta en la misma línea de la caña nasal. El vértice superior se encuentra ligeramente retrasado con respecto al inicio de los belfos. Las aberturas son grandes, adecuadas a una fácil respiración.
Hocico : De menor longitud que el cráneo. Normalmente un 40% del total de la cabeza. Su anchura es 2/3 del cráneo. Es de base muy ancha y disminuye ligeramente hacia la trufa. El dorso nasal es plano y de perfil recto, sin encarpamientos.
Labios : Los labios superiores son colgantes, sin exceso, y en su conjunción, visto de frente, forman una V invertida. Labios o belfos ligeramente divergentes. El interior de los labios es de color oscuro.
Mandíbulas / Dientes : Mordida en tijera. Se admite la mordida en pinza aunque no es deseable debido al desgaste dentario que provoca. Se puede admitir un ligero prognatismo. Los caninos presentan amplia distancia transversal. Los dientes son anchos, con base de implantación muy fuerte, de muelas grandes, incisivos pequeños, colmillos bien desarrollados y correcto encaje.
Ojos : Ligeramente ovalados, de tamaño medio a grande, con buena separación, brevilíneos, ni hundidos, ni saltones. Los párpados pigmentados en negro y bien adheridos, nunca caídos. El color oscila desde el castaño oscuro al medio, de acuerdo con el color de la capa. Nunca claros.
Orejas : De mediano tamaño, bien separadas, de pelo corto y fino, caen sin esfuerzo a ambos lados de la cabeza. Si las pliegan lo hacen en rosa. Su implantación arranca en un punto ligeramente superior a la prolongación del ojo. Las orejas de implantación muy alta y juntas son atípicas. En los países en que se permite el corte, éstas quedarán erguidas.

Cuello
Algo más corto que la longitud total de la cabeza. El borde inferior presenta la piel suelta que contribuye a la formación de una ligera papada. Es macizo, recto, de tendencia a cilíndrico y muy musculoso.

Cuerpo
Longilíneo, ancho, profundo, su longitud supera la alzada en la cruz en un 18-20%, siendo esta diferencia más acentuada en las hembras. Los flancos son poco marcados.
Línea Superior : Recta, sin deformaciones, sostenida por una musculatura bien desarrollada, pero poco visible. Asciende ligeramente desde la cruz a la grupa. Nunca debe ensillarse ni encarparse.
Grupa : Media, ancha y redondeada. No debe ser larga porque limitaría su movimiento. Las hembras normalmente la tienen más ancha.
Pecho : De gran amplitud, con músculos pectorales bien marcados. Su profundidad debe llegar como mínimo al codo, tanto de perfil, como de frente. El perímetro torácico será normalmente igual a la alzada en la cruz más un 45 % de ésta. Costillas bien arqueadas.
Línea inferior : Ligeramente recogida en línea ascendente, pero nunca descendida.

Cola
De nacimiento grueso, estrechándose hasta la punta y no debe sobrepasar el corvejón. Su inserción es media. En acción se eleva en forma de sable, sin enroscarse, ni adelantarse hacia el dorso. En reposo cuelga derecha con una ligera curva en la punta.

Extremidades
Miembros anteriores
Hombros: Con buena inclinación.
Brazos: Bien angulados, oblicuos y con antebrazos perfectamente aplomados, rectos, de huesos anchos y con buena musculatura.
Codos: No deben estar pegados al costillar ni abiertos hacia fuera. La distancia del codo al suelo representa normalmente el 50% de la altura total en los machos y algo menos en las hembras.
Metacarpos: Muy sólidos y ligeramente inclinados.
Pies: Pie de gato con dedos redondeados, no muy juntos. Las almohadillas plantares son muy desarrolladas y negras. Las uñas son oscuras, no son deseables las blancas, aunque pueden aparecer en función de la capa.

Miembros posteriores 

Fuertes y paralelos, sin desviaciones.
Muslos: Largos y muy musculosos. Las angulaciones no son muy marcadas, sin ser escasas.
Corvejones: Siempre serán bajos.
Pies: Ligeramente más largos que los delanteros y de similares características.

Movimiento
En movimiento debe cubrir mucho terreno, ágil y elástico. El paso debe ser largo. El porte de la cola es bajo y apenas eleva la cabeza sobre la línea dorsal. En atención, la posición de la cabeza es erguida y el rabo erguido.
 
Piel
Gruesa y elástica. Floja en el cuello y alrededores. En atención forma en la cabeza varias arrugas simétricas que tienen como eje el surco mediano entre los senos frontales.
 
Pelaje
Pelo : Corto, rústico, bien aplastado, sin subpelo (puede presentarse, en ocasiones, en cuello y nalgas), que presenta cierta aspereza al tacto. Muy corto y fino en las orejas, ligeramente más largo en la cruz y cresta de las nalgas.
Color : Atigrado en toda su gama, desde el oscuro muy cálido al gris muy claro o rubio.
Leonado en toda su gama hasta el arena.
El blanco puede aparecer en el pecho, en la base del cuello o garganta, en manos y dedos traseros, siendo deseable que sea lo más reducido posible.
Máscara siempre negra, sin sobrepasar la altura de los ojos.
 
Tamaño y peso
Alzada a la cruz: 
Machos: 60 a 65 cm. 
Hembras: 56 a 61 cm.
En el caso de ejemplares muy típicos se admitirá 1 cm. de desvío en las alzadas máximas y mínimas.
Peso mínimo: 
Machos: 50 Kg. 
Hembras: 40 kg.
 
Faltas
Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación al estándar.
Faltas leves
Excesivas arrugas en la región cráneo-facial, que no desvirtúen la expresión.
Mordida en pinza.
Faltas graves
Cabeza que no cumpla la proporción establecida.
Líneas cráneo-faciales muy convergentes (stop excesivo, muy pronunciado).
Máscara que sobrepase la altura de los ojos.
Manos y pies hacia fuera o hacia adentro.
Belfos excesivamente colgantes, retraídos o adelantados.
Igual altura grupa-cruz.
Papada excesiva.
Párpados caídos.
Dorso nasal encarpado.
Angulaciones muy escasas o excesivas.
Línea inferior descendida.
Pecho poco profundo.
Aplomos incorrectos.
Inserción de cola alta. Cola fina.
Escasa osamenta.
Faltas muy graves
Perfil cuadrado.
Cabeza triangular, estrecha, no cuboide.
Aspecto ligero.
Cola enroscada, muy fina, de igual grosor en toda su longitud, o deforme.
Tallas o muy bajas o excesivas.
Línea dorsal ensillada o encarpada.
Antepecho escaso.
Frente débil.
Costillas poco arqueadas.
Ausencia de arrugas en la región cráneo-facial (piel tirante sin elasticidad).
Ojos claros (amarillos). Ojos muy juntos u oblicuos, saltones o hundidos.
Prognatismo excesivo.
Ausencia de algún diente (excepto los P1).
Orejas de implantación muy alta.
Cráneo redondo o abovedado.
Líneas cráneo-faciales divergentes.
Pelo raso y fino.
Pobreza de máscara.
Cuello largo, poco masivo.
Faltas eliminatorias
Perro agresivo o temeroso.
Carácter desequilibrado.
Despigmentación total de trufa, o interior de los labios.
Ausencia total de máscara.
Manchas blancas no deseables.
Enognatismo.
Grupa más baja que la cruz, línea dorsal descendente.
Ojos azules o con diferencia tonal.
Cola amputada.
Ejemplares monórquidos y criptórquidos.
Pecho poco desarrollado

Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.
 
N.B.
Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto